Espiritualidad y Emociones

Conclusión del programa de Fotografía Vivencial para personas laicas consagradas, que viven en comunidad. 

Este programa se realizó totalmente online dentro del marco formativo e interno de Renovación espiritual ofrecido por Rafcla (Red de acompañamiento y formación continua de Latinoamérica)
La propuesta que presenté propone un recorrido visual y de autoconocimiento basado en el programa que los participantes realizan en esta formación de renovación espiritual ofrecida por Rafcla.

El objetivo de el programa Emociones y Espiritualidad a través de la Fotografía Vivencial era que los participantes pudiesen conocerse a si mismos y conectar con sus emociones, más allá de la espiritualidad que viven y la creencia que profesan.

Trabajar con imágenes les permitió a los participantes conectar con las emociones que experimentan en cada una de sus experiencias vitales y que luego devienen en vivencias espirituales, y que normalmente, son estas vivencias las que comparten de manera natural, pero obviando las experiencias vitales y cargadas de emociones, y que  son las que originaron la vivencia espiritual.

Así esta nueva mirada, que integra las emociones, amplía la visión que cada uno tenía del otro, haciéndola más humana y por ende la relación interpersonal también se hace más cercana y familiar.

La imagen fue la puerta de entrada a sus emociones dándoles una nueva perspectiva y mirada a su vida espiritual y comunitaria.

Espiritualidad y emociones pueden convivir en armonía,  la espiritualidad puede ayudarnos a regular nuestras emociones y las emociones gestionadas saludablemente nos ayudan a vivir una espiritualidad plena y consciente.

Testimonio de Eugenio:
“Desconocía este tipo de dinámicas u programas de exploración de la persona
a través de la fotografía, quedé gratamente sorprendido. Sumó muchísimo a mi realidad actual,
autoconocimiento, “identificación de resistencias, rechazos, unir momentos o períodos de mi vida aún no
integrados, así como la posibilidad de abrir mi vida a mis compañeros de comunidad con modos y formas más
plenos que antes no había explorado. Las imágenes, momentos de ejercicios y exposición, un laboratorio exquisito que recomiendo profundamente. Estos ejercicios pueden sumar mucho a las comunidades religiosas acoplándose a un programa de retiro espiritual u en el cotidiano de la comunidad”

Testimonio de Silvano:
“Fotografía Vivencial”… el título del curso me intrigó… Suponía que implicaría algún aprendizaje “técnico” en cuanto a “sacar fotos” que hablaran de la vida de la gente, storytelling o algo así… No fue eso, sino mucho más. Raquel nos guió a un “mirar fotográficamente” que no es una actividad más, un peso, sino una liberación de energía y de creatividad. Trabajamos emociones, incluso fuertes (¡increíble lo que las imágenes revelan y nos revelan! – y nos “rebelan” a veces…-) reconciliándonos con nosotros mismos, conociéndonos mejor para poder ser más humanos con los demás, empáticos, cálidos, hasta diría misericordiosos, abiertos y compañeros de camino. Una GRAN experiencia, que recomiendo a TODOS.

¿Quieres aplicar Fotografía Vivencial® a tu proyecto?

Porque la filosofía y punto de partida de la Fotografía Vivencial® es conocer a fondo, sentir, e interiorizar todo sobre la persona que crea el proyecto y el proyecto en sí.